martes, 14 de junio de 2016

Tarta sueca de manzana Versión 2.0

Las recetas de manzana son las que mayor presencia tienen en nuestro blog, nos encanta en todas sus facetas: cruda, asada, en magdalenas, en pasteles.... en todas!!
Esta versión 2.0 no es ni más ni menos que la original tarta sueca pero mejorada aún más (si es que eso es posible) porque la he rellenado de crema pastelera... ahí queda eso...
Deliciosamente jugosa y según palabras textuales de mi marido "la mejor que he hecho nunca". Eso es mucho!!!! 
Valga decir que su presencia sencilla y poco glamurosa, nada tiene que ver con su maravilloso sabor. Pasen y vean!!




Ingredientes


Para el bizcocho:
150 gr. de mantequilla
75 gr. de azúcar blanco
75 gr. de azúcar moreno
2 huevos
100 gr. de almendra molida
50 gr. de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de vainilla
3 cucharadas de leche
2 manzanas ralladas
1 cucharadita de canela

Para la crema pastelera:
350 ml. de leche
1 cucharada y media de maicena
6 cucharadas de azúcar
3 yemas de huevo
1 cucharadita de esencia o pasta de vainilla




Lo primero será preparar nuestra crema pastelera un rato antes de hacer el bizcocho, ya que necesitamos que esté fría antes de mezclarla con la masa.

Para ello, vertemos la mitad de la leche en un cazo, le añadimos 3 cucharadas de azúcar y mezclamos.
Disolvemos la maicena en el resto de la leche.
Aparte, batimos las tres yemas de huevo con el resto del azúcar. Y finalmente, lo añadimos todo al cazo y ponemos a hervir a fuego lento y sin dejar de remover.
A medida que mezclemos y se vaya calentando, veremos cómo va espesando.
Solamente tiene que hacer un pequeño hervor (un par de burbujas bien gorditas) y sin dejar de remover, retiramos del fuego mezclando un poco más.
Cuando aún esté caliente, la cubrimos con un papel film transparente "a piel" es decir, bien enganchadito a la crema, para que no se forme una capita seca por encima.
Dejamos enfriar.



Una vez fría nuestra crema, vamos prepara la tarta.
Precalentamos el horno a 180º y preparamos el molde que vayamos a utilizar untándolo con mantequilla y espolvoreándole harina.
Derretimos la mantequilla y la mezclamos con el azúcar blanco, los huevos, la almendra molida, la leche y la vainilla.
Añadimos la harina y la levadura tamizadas, y removemos hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.

Aparte, rallamos las manzanas y las mezclamos con el azúcar moreno y la canela. 
Vertemos la mitad de la masa en el molde y con la ayuda de una espátula, la extendemos en el fondo del molde. Tiene una textura bastante espesa.
Cubrimos la capa de masa con la manzana rallada y nuestra crema pastelera, y por último, hacemos una última capa con el resto de masa, cubriéndolo todo.

Horneamos durante 50-55 minutos o hasta que veamos que está bien doradita.
Pinchar con un palillo en este caso no nos sirve de gran ayuda porque el interior está muy húmedo. Bastará con ver el color de la masa bien horneado.




Cuando la saquemos del horno, la dejamos enfriar durante 15 minutos antes de desmoldar y una vez fría la podemos decorar con azúcar glas.

Siempre os invito a cocinar mis recetas pero en este caso, insisto!
No dejéis de preparar esta tarta, os va a encantar.
Petonets!!






1 comentario:

  1. Madre mía que pinta tiene eso!!! Es una tarta adorable, seguro que muy aromática!

    ResponderEliminar