miércoles, 25 de abril de 2018

Bizcocho de limón y licor de frambuesa

En marzo estuvimos de viaje gastronómico en Vigo y os puedo garantizar que vayas donde vayas, se come de forma exquisita. Pescado, mariscos, empanadas... todo delicioso, y por su puesto sus vinos.
Aprovechamos para hacer visita a tres bodegas de vino Albariño. 
La que más me gustó fue sin dudarlo, la de Paco & Lola. No podría decir cuál de sus vinos me gustó más. Y por supuesto la visita a las instalaciones fue de lo más interesante. 
Me traje conmigo una botella de licor de frambuesa para la que me faltan adjetivos porque es una auténtica maravilla para el paladar 

Es un licor de base aguardiante, elaborado con bagazo de uva albariña y frambuesa natural macerada durante tres meses.
Como resultado, un espectacular rojo violeta muy intenso y brillante. Su perfecta acidez, equilibrio y el justo punto de azúcar de Paco & Lola, lo convierten en una maravillosa tentación de sabor tan intensa a fruta fresca que llegas a olvidar que en realidad se trata de un aguardiante.

Y puestos a probar, hice este bizcocho que se ha convertido desde ya, en uno de mis preferidos!





Ingredientes
(las medidas del vaso son 125 ml.)

3 huevos
2 vasos de azúcar
1 vaso de aceite de oliva suave
1 vaso de yogur o leche semidesnatada
3 vasos de harina
1 cucharadita de levadura
La ralladura de 1 limón
1/2 vaso de licor de frambuesa Paco & Lola
Azúcar cristal fucsia para decorar
Azúcar glas para decorar






Precalentamos el horno a 180º y preparamos el molde que vayamos a utilizar untándolo con mantequilla y espolvoreándole harina o con spray desmoldante.
He utilizado mi nuevo molde Brilliance Bundt Pan de Nordic Ware, que me tiene enamorá!

En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina y consigamos duplicar su volumen. Incorporamos la leche, el aceite, la ralladura de limón y el licor de frambuesa.
Mezclamos de nuevo.

Añadimos la levadura y la harina tamizadas, y mezclamos hasta que esté bien incorporado. 






Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante 40-45 minutos o hasta que esté doradito y al pinchar con un palillo salga limpio.

Dejaremos enfriar sobre una rejilla.


Con este tipo de molde es importante dejar enfriar el bizcocho un mínimo de 30 minutos antes de desmoldarlo para evitar que se rompa y pierda su forma.

Lo decoraremos con azúcar glas y azúcar cristal de color fucsia para darle un bonito punto de color.
Un bizcocho muy jugoso que no os dejará indiferentes.




Petonets!!


Fotografías: Maria Ros






No hay comentarios:

Publicar un comentario