lunes, 4 de marzo de 2019

Bizcocho de romero y limón

Hace días que ví esta receta y me llamó mucho la atención. Me imaginé que debía tener un sabor muy particular y delicioso, porque a mí el romero me encanta y combinado con el limón tenía que ser la bomba.
Así que busqué información y he hecho mi propia receta. Yyyyy os puedo asegurar que el resultado ha ido mucho más allá de mis expectativas porque está BUENÍSIMO!!!
Jugoso, tierno y con un sabor muy refrescante.
Aconsejable al 1000 por 1000!





Ingredientes

4 huevos
170 gr. de azúcar
160 ml. de aceite de oliva virgen
2 cucharadas de romero fresco picado
145 gr. de harina
1 cucharadita de levadura
La ralladura de 1 limón
El zumo de medio limón
1 cucharada de miel de romero (o la que tengáis a mano)
Una pizca de sal

Para el almíbar:

90 gr. de azúcar
2 cucharadas de ralladura de limón
70 ml. de zumo de limón
30 ml. de agua





Precalentamos el horno a 175º y engrasamos el molde que vayamos a utilizar.

En un batimos a velocidad alta, los huevos con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina y que duplique su volumen.
Incorporamos el aceite de oliva virgen, el romero muy picadito, la ralladura y el zumo del limón, la miel y batimos a velocidad baja.


Añadimos la levadura y la harina tamizadas, una pizca de sal y mezclamos hasta que esté bien incorporado. Es importante batir solamente hasta ver toda la mezcla bien integrada, sin sobrebatir, a velocidad baja o con ayuda de una espátula y movimientos envolventes.

Vertemos en el molde y horneamos durante 45-50 minutos, o hasta que esté doradito y al pinchar con un palillo, éste salga limpio.




Para preparar el almíbar con el que bañaremos el bizcocho, pondremos el agua, el azúcar, el zumo y la ralladura de limón en un cazo y lo llevaremos a ebullición durante 2 minutos, removiendo suavemente. 

Cuando saquemos el bizcocho del horno y mientras aún está caliente, lo pincharemos por toda la superfície con un palillo y verteremos encima el almíbar, así lo absorberá más rápidamente. Lo dejaremos enfriar antes de servir.

Os aseguro que su sabor y textura no os dejará indiferentes.
No dudéis en probarlo!
Petonets.







1 comentario: